ESPECIALISTAS EN ARTROSIS Y TENDINITIS CON MEDICINA REGENERATIVA DE VANGUARDIA

ACUPUNTURA MÉDICA Y NEUROMODULACIÓN

La Acupuntura es una tecnología médica útil y eficaz con potentes efectos de neuromodulación: analgésicos, anti-inflamatorios, ansiolíticos y antidepresivos.

¿Cómo funciona la Acupuntura?

Hoy en día la investigación científica ha ido desentramando los viejos conceptos de trayectos y meridianos energéticos, aportando las bases de los mecanismos fisiológicos de la Acupuntura contemporánea, permitiendo elaborar un mapa de acciones que explican los beneficios obtenidos en la práctica clínica.

Estos efectos se basan en un nuevo concepto recientemente incorporado, el de la neuromodulación, ejercida a través de las señales transmitidas por el sistema nervioso y de los mediadores bioquímicos intercelulares del sistema conectivo.

¿Para qué sirve la Acupuntura?

Actualmente se continúan realizando trabajos de investigación sobre los mecanismos biológicos de actuación de la acupuntura en el organismo humano:. Además del estudio sobre todo de su eficacia y efectividad en numerosas enfermedades y problemas de salud, el fin es conseguir su integración en la medicina convencional como un procedimiento técnico médico complementario.

La lista de problemas de salud donde la Acupuntura puede ayudar es muy extenso, por citar los más útiles y con mayor experiencia avalados por la OMS:

¿Cómo se realiza una sesión de Acupuntura?

Durante la primera consulta, el especialista en Acupuntura determina la alteración que presenta el paciente a través de un meticuloso cuestionario de anamnesis, la observación y la exploración. Es muy importante comprender los síntomas que presenta el paciente, así como sus antecedentes personales y familiares, su forma de vida, el tipo de dieta, el patrón de sueño y su estado emocional o mental.

La exploración física y la valoración de pruebas de imagen complementarias también son necesarias. Una vez identificados los patrones patológicos que afectan al paciente se determina el principio terapéutico, se seleccionan los puntos apropiados y el método de tratamiento.

La palabra acupuntura proviene del latín “acus”, que significa aguja, y “puntura”, que significa punzada. Su acción se basa en la inserción de finas agujas en puntos específicos del cuerpo humano. Estos puntos tienen localizaciones concretas neuroanatómicas que les confieren unos efectos neurobiológicos concretos.

Las agujas son habitualmente tan finas como un hilo y su longitud depende de la zona que vaya a ser punturada y del efecto que se busque. Suelen fabricarse de acero inoxidable y son sólidas. Siempre se emplean agujas estériles de un solo uso.

La Acupuntura en manos expertas NO duele, todo lo contrario ayuda a aliviar el dolor.

¿Existen diferentes modalidades de Acupuntura?

Sí, las principales técnicas que utilizamos son:

Acupuntura corporal

Inserción de agujas finas biseladas en puntos concretos del cuerpo con un fin determinado. Es la técnica prínceps por excelencia.

Auriculoterapia o Neuromodulación auricular

Inserción de agujas o colocación de “microchinchetas” semipermanentes de titanio en zonas concretas externas del pabellón auricular con un fin determinado. Técnica extremadamente útil para controlar procesos de deshabituación tóxica como el tabaquismo y reducir estados de ansiedad y depresión como los asociados a la obesidad o la fibromialgia.

Electroacupuntura

Aplicación de corriente modulada de baja intensidad con frecuencia variable mediante pequeños electrodos que amplifica el efecto clásico de la acupuntura corporal. Técnica de gran utilidad para tratar el dolor agudo y crónico de cualquier origen.

¿Qué cuidados tengo que tener después?

Ninguno en particular.

En los cuadros agudos el tratamiento con Acupuntura produce un rápido efecto, pero las enfermedades tratadas como la artrosis y las tendinitis habitualmente son crónicas, por lo que se suelen requerir más ciclos de tratamiento, que incluyen de cinco a diez sesiones cada uno, realizadas una o más veces a la semana, según la severidad y cronicidad del problema de salud.

La Acupuntura es segura en manos expertas cualificadas. Los conocimientos del profesional que ejerce la Acupuntura posibilitan realizar la técnica de forma segura y poder colaborar con otros profesionales sanitarios en las decisiones terapéuticas. La Acupuntura tiene una visión multidisciplinar y es complementaria de otros procedimientos médicos.