ESPECIALISTAS EN ARTROSIS Y TENDINITIS CON MEDICINA REGENERATIVA DE VANGUARDIA

LOS FACTORES DE CRECIMIENTO: PREGUNTAS Y RESPUESTAS

A continuación podéis leer la entrevista realizada a nuestro especialista en Medicina Regenerativa, el Dr. Juan Muñoz Ortego, desde la plataforma TOPDOCTORS sobre los factores de crecimiento:

 

¿Qué son los de factores de crecimiento?

Los factores de crecimiento son un conjunto de sustancias, en su gran mayoría proteínas, que se encuentran en el plasma y en las plaquetas de nuestro sistema sanguíneo. Son esenciales en los procesos de reparación y regeneración celular.

Así, se encargan de estimular la proliferación celular, mantener la supervivencia de las células, estimular la migración y la diferenciación celular. Normalmente, son extraídas directamente de la sangre periférica del paciente.

 

¿Qué tipos de factores de crecimiento existen y qué funciones tienen cada uno?

  • FC Transformativo β (TGF β): se encuentran en plaquetas, matriz ósea y cartilaginosa, macrófagos, monocitos y neutrófilos. Útiles en la proliferación de células mesenquimales indiferenciadas, síntesis de colágeno, quimiotaxis endotelial y angiogénesis.
  • FC fibroblástico básico (FGFb): presentes en plaquetas, macrófagos, células mesenquimales, condrocitos y osteoblastos. Estimula la mitogénesis, el crecimiento y diferenciación de condrocitos y osteoblastos.
  • FC derivado de plaquetas (PDGF): en plaquetas, osteoblastos, células endoteliales, macrófagos, monocitos y células musculares lisas. Estimula mitogénesis de células mesenquimales y osteoblastos, también regula la secreción colagenasas
  • FC del endotelio vascular (VEGF): en plaquetas y células endoteliales. Incrementa angiogénesis, permeabilidad vascular y mitogénesis de células endoteliales.
  • FC tejido conectivo (CTGF): en plaquetas. Promueve angiogénesis, regeneración condral, fibrosis y adhesión plaquetaria.
  • FC epidérmico (EGF): se encuentran en plaquetas, macrófagos y monocitos. Estimula quimiotaxis endotelial y angiogénesis,  regula secreción de colagenasas y estimula mitogénesis de células mesenquimales y epiteliales.

 

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene el uso de factores de crecimiento en el tratamiento de lesiones musculares, tendinosas o articulares?

La principal ventaja es la aceleración de la recuperación en el proceso de lesión. Al realizar un aporte directo de estas proteínas se estimula la reparación celular y regeneración de la lesión. En manos de expertos cualificados no existe ningún efecto secundario, ya que se trata de un tratamiento autólogo (del propio paciente).

 

¿Qué evidencia científica respalda la eficacia y seguridad de los factores de crecimiento en la medicina regenerativa?

En los últimos años, podemos encontrar un aumento de ensayos clínicos aleatorizados de calidad además de revisiones sistemáticas y metaanálisis con un número importante de pacientes con resultados positivos para el uso de factores de crecimiento.

 

¿Qué riesgos o efectos secundarios pueden tener las infiltraciones de factores de crecimiento?

Como hemos comentado, en manos de expertos médicos cualificados no existe ningún efecto secundario. Se trata de un tratamiento autólogo (del propio paciente) que con una técnica correcta (normalmente utilizamos circuitos cerrados para la obtención de los factores de crecimiento, además de la ecografía de alta definición para guiar con precisión la infiltración) no tiene apenas riesgos al ser mínimamente intervencionista.

 

¿Qué criterios se deben seguir para seleccionar a los pacientes candidatos a recibir el tratamiento con factores de crecimiento?

Lo más importante es conocer el grado de lesión y la cronicidad del mismo. Contra mayor tiempo lleva el desgaste suelen ser necesarias más sesiones de tratamiento, ya que necesitamos más tiempo para notar efecto positivo, como por ejemplo el caso de un paciente con artrosis de rodilla moderada.

En cambio, en lesiones agudas el tratamiento suele ser más rápido, como por ejemplo en una tendinitis aguda del manguito de rotadores del hombro. Por ello lo más importante es siempre la valoración por un especialista en medicina regenerativa para adecuar correctamente el plan terapéutico de forma individualizada.